La felicidad según Newton

La felicidad según Newton

¿Se necesita algo especial para ser feliz?

Si, claro que si .. que quieras serlo !!

Si que es cierto que podemos pensar que muchas personas lo tienen mas “fácil” para ser felices que otras. Ok, lo puedo entender.

También es cierto que se puede pensar que la felicidad depende de las “circunstancias” de cada uno. Ok, también lo entiendo.

Eso si, que lo entienda no quiere decir que esté de acuerdo !!!

Es cierto que puede que esté mas extendido, y socialmente aceptado o incluso bien visto, el que un@ esté cabread@ … o triste. De hecho, lo primero que hicimos al llegar a este mundo fue enfadarnos y llorar, y eso es de lo mas normal, ¿ verdad ?.

Tenemos que cambiar esa dinámica !!

Y para cambiar esa dinámica hay que hacer un esfuerzo consciente. Porque si no somos conscientes de que hay que dar ese plus, nada cambiará.

Y mira tú por donde que el amigo Newton nos va a ayudar a comprender la razón por la que, al realizar el esfuerzo consciente, incluso el cambio perdurará.

Con el permiso de Newton, nos vamos a tomar prestadas sus leyes:

1ª Ley o Ley de la Inercia

“Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él”

2ª Ley o Ley de Fuerza

“El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime”

3ª Ley o Ley de Acción y Reacción

“Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto”

Relativo al tema que estamos tratando, ¿ en qué nos puede ayudar ?.

¿Qué nos dice la primera ley?. Pues básicamente que si no realizamos un esfuerzo consciente, la situación no cambiará, es decir, que si la situación es “triste”, ésta no cambiará por si sóla, sin hacer nada.

Muévete, dá un paso … haz algo !!! … pero no te quedes quiet@.

Respecto a la segunda ley, lo que nos viene a decir es que el la potencia del cambio es proporcional a la fuerza que tú imprimas al cambio.

Si das un paso tímido, el cambio será mínimo. Si decides dar un gran paso, el cambio será mayor.

Y ya no te digo nada si lo que haces es hacer una carrera con firmeza !!!

En lo tocante a la tercera ley, ésta confirma que, mientras que estás ejerciendo la fuerza para llevar a cabo el cambio que tú quieres, existe una fuerza, en sentido opuesto, con la misma intensidad, es decir, cuando estás en pleno cambio tendrás que hacer frente a una fuerza que te querrá llevar hacia atrás ( llamale zona de comodidad, pereza, miedo al cambio, etc … )

Aquí cobra mas importancia el que hagas el esfuerzo de una manera consciente ya que tendrás que detectar el momento en que aparezca la fuerza “oscura” para, no sólo hacerle frente, sino superarla.

 ¿Sabes cual es la buena noticia?. Pues que, una vez que hayas completado el proceso, es decir, cuando disfrutes de tu felicidad, se necesitará una cantidad de fuerza igual de potente que la que necesitaste al principio para volver a ser triste. En ese momento, será la fuerza “brillante” la que te ayudará a no caminar hacia la oscuridad. Es como si quisiesemos volver a la primera ley, pero queriendo conseguir el resultado totalmente opuesto.

Asi que, como ves, todo depende de ti.

Da un paso pequeño, seguido de otro, de otro … camina un poco mas, con mas fuerzacon un poco mas de energía y, cuando te des cuenta, estarás donde realmente quieres estar.

No esperes mas !! Hazlo ya !!

Si ya lo decía Newton …

Un abrazo,

Felipe García

Deja un comentario

Cerrar